La esponja vegetal, de la cosecha hasta el almacenamiento.

La esponja vegetal, de la cosecha hasta el almacenamiento

esponja-vegetal-cosecha-almacenamiento_1

La esponja vegetal (Luffa cylindrica) es una especie vegetal que resulta interesante de cultivarla ocasionalmente cuando nos haga falta. Para poder así hacer acopio de sus fibras vegetales. Las cuales podremos utilizar como esponjas para el aseo personal, estropajos, filtros para líquidos, etc.

En nuestros diseños permaculturales podremos integrar esta especie trepadora en el estrato vertical. Por ejemplo corriendo por un enrejado o subiendo por un árbol bajo.

El tiempo de cosechar

esponja-vegetal-cosecha-almacenamiento_2

Calabaza amarilla lista para cosechar

Al principio por falta de experiencia podemos titubear de ¿cuándo debemos cosechar las calabazas esponjas? Pero con un poquito de práctica nos resultará sencillo de saber cuándo hacerlo.

Veamos diferentes indicativos del momento de cosechar.

  • La piel de la calabaza se va poniendo amarilla.
  • La piel se despega de las fibras internas. Si apretamos la calabaza suavemente notamos fácilmente si hay hueco debajo de la cáscara.
  • A la calabaza se le nota como costillas longitudinalmente. Esto va ocurriendo cuando ya empieza a despegarse la piel.

El momento de poder cosechar cada calabaza puede variar algo el color de la cáscara de cada cual. De amarillo verdoso a amarillo. Pero junto con los otros dos indicativos nos dará el momento idóneo para cosecharla.

Importante

En ningún caso esperaremos que la calabaza se seque en la misma planta. Esto es cuando la cáscara de la calabaza se ha vuelto marrón. Porque sino perderemos mucho en la calidad de las fibras.

Extracción de las fibras

esponja-vegetal-cosecha-almacenamiento_3

Extremo cortado por donde saldrán las semillas

Como siempre hay variantes/matices de cómo proceder para extraer las fibras de la calabaza. Voy a explicar cómo lo hago yo.

No arrancaremos la calabaza del tallo de la planta para no lastimar la mata. Cortaremos el pedúnculo con algo bien cortante.

Una vez cosechada la calabaza, con un cuchillo bien afilado procedo a cortar el extremo inferior. Teniendo en cuenta que hay que eliminar/quitar una cierta porción del extremo para que las semillas puedan salir. Pero sin pasarse para no desperdiciar esponja. Con un poquito de práctica todo resulta sencillo.

esponja-vegetal-cosecha-almacenamiento_4

La cáscara está despegada de las fibras

Posteriormente con una mano agarro la calabaza. Con la otra mano voy golpeado suavemente con golpes secos la calabaza esponja, para que las semillas vayan saliendo por la abertura que realicé anteriormente. Todas o prácticamente todas las semillas saldrán en ese momento.

Para facilitar que las semillas vayan saliendo con los golpesitos. Voy golpeando un lado hasta ver y escuchar que no salen más semillas. Giro ligeramente la calabaza y voy golpeando, sigo girando y sigo golpeando… normalmente doy otra pasada de golpesitos. Miro dentro a ver qué cantidad de semillas quedan. Por si tengo que dar otros golpesitos más.

Info

Las semillas obtenidas son viables para las próximas siembras. Así que cuando extraigas las semillas de tus mejores calabazas pon un recipiente debajo para recuperarlas.


esponja-vegetal-cosecha-almacenamiento_5

Las semillas antes del enjuague

A las semillas que quiero guardar les doy un pequeño lavado con un chorro de agua y las dejo secar bien. Posteriormente les daré un manoseo para separar una piel traslúcida que las envuelven. Ya después soplo para que esa piel se vaya, y almaceno las semillas.

Para quitar la cáscara de la calabaza la corto longitudinalmente de un extremo a otro. Al principio utilizaba un cuchillo para hacerlo. Pero finalmente opto por utilizar mi dedo pulgar para ello. Así me aseguro de no cortar/romper las fibras de debajo. Voy deslizando mi dedo entre la cáscara y las fibras. Rompiendo la cáscara hasta llegar al pedúnculo.

Si utilizas un cuchillo, es más conveniente que el lado cortante esté mirando hacia afuera. Así te aseguras de no cortar las fibras.

esponja-vegetal-cosecha-almacenamiento_6

La cáscara fácilmente quitada

Para separar la cáscara de las fibras utilizo varios dedos los cuales voy deslizando entre la cáscara y las fibras. Hasta separar por completo las fibras de la cáscara.

No a todas las calabazas se les despegan por igual las cáscaras. Pero si hemos tenido en cuenta los indicadores antes descritos para la cosecha, entonces como mucho poquitos problemas tendremos con algunas cáscaras más rebeldes. Pero por lo común la cáscara se despegará con mucha facilidad. Incluso en muchos casos la cáscara estará despegada de por si sola.

Al principio cuando utilizaba un cuchillo para cortar la cáscara longitudinalmente, también por reflejo cortaba/eliminaba primero sistemáticamente el extremo superior de la calabaza (el del pedúnculo).

esponja-vegetal-cosecha-almacenamiento_7

Extremo del pedúnculo cortado

Pero desde que utilizo los dedos ya no elimino ese extremo. Sino que separo ese extremo con los dedos cuando voy separando la cáscara de las fibras. Es un poco más delicado de hacerlo con los dedos. Pero me gusta más el resultado final de la forma de la esponja. Aunque si en ese extremo está demasiada agarrada la cáscara con las fibras resulta más sencillo de haberlo cortado antes. Si hemos cosechado la calabaza en su punto no hay problema de separar ese extremo con los dedos.

Ahora toca de limpiar las fibras de la calabaza para que salga restos de babas/goma. Lo hago bajo un chorro de agua apretando suavemente de un extremo a otro repetidas veces. Hay quienes después de lavar las esponjas las blanquean. Pero esto yo no lo hago. No soy un adepto al color blanco.

esponja-vegetal-cosecha-almacenamiento_8

Esponjas secándose en lugar sombreado y aireado

Todo el proceso de pelar y limpiar las calabazas lo hago por las mañanas en días soleados. Para así una vez limpias las esponjas las pongo a secar en un lugar sombreado y ventilado para que inicie su secado. Es importante de no ponerlas a secar a pleno sol o cerca de una fuente de calor. Porque sino obtendremos unas fibras más resquebrajadizas. También de no hacerlo en días nublados o lluviosos porque se podría alargar demasiado el secado pudiendo repercutir en la aparición de hongos.

Como se puede apreciar, para secar las esponjas las cuelgo de un gancho hecho con un alambre. Es lo que encuentro para mi más fácil para mi pequeña producción. Hay quienes para producciones más importantes pasan un hilo a través de las esponjas y las secan en ristras. Este método lo encuentro más práctico cuando cosechamos de una vez una cierta cantidad.

Una vez secas las vuelvo a golpear suavemente para que salgan las últimas semillas que no quisieron salir anteriormente. Ya posteriormente las almaceno en lugar seco. Antes de guardarlas si queremos las podemos cortar en trozos que nos convenga. Para ello por ejemplo podemos utilizar unas tijeras o un cuchillo con dientes.

Para almacenar las esponjas utilizamos cajas de plástico o de cartón. Como tenemos entonces es lo que utilizamos. Sino unas bolsas de plástico irían igual de bien.

Con la producción de este año tendremos esponjas para varios años. Dentro de varios años cuando se nos vayan agotando volveremos a cultivar lufas. Ya de paso renovaremos las semillas para realizar futuras siembras.

esponja-vegetal-cosecha-almacenamiento_9

Algunas esponjas antes de almacenarlas

Nota final

El uso más frecuente de las fibras de esta calabaza es el de esponja para aseo corporal, por su cualidad exfoliante de la piel. Pero tendremos que tener en cuenta lo siguiente:

Cuando estemos utilizando una de estas esponjas para uso corporal, será conveniente que se seque bien entre cada uso (o varios como mucho). Porque sino la esponja puede ser un cultivo de bacterias. Lo recomendable es que tengamos en uso a la vez varias esponjas vegetales. Una que estemos usando en el momento y una o más secándose bien hasta su próximo uso.


Josuah
Josuah
Permacultor autodidacta desde el año 1995, y Granjero Forestal desde el año 2001. Además tengo gran afición por la investigación aplicada de técnicas agropecuarias enfocadas a la Agroforestería Orgánica y la Agricultura Familiar. Añadiendo el tema de la recuperación de variedades tradicionales del valle del Genal, e investigación y aclimatación de nuevos cultivos.

  • 1
    Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *